GRUPOS CREA DEL NORTE EN INIA GLENCOE: INVESTIGACIÓN COMPARTIDA

0

La iniciativa de los Grupos CREA del norte del país llevó, el 30 de mayo, a que más de 70 personas –entre productores y técnicos- se dieran cita en la Estación Experi­mental GLENCOE del Instituto de Investigación Agropecuaria, en Tacuarembó, para intercambiar así experiencias y conocimientos.

La evaluación positiva de la actividad fue unánime y quienes tomaron parte de la instancia coinciden en afirmaciones tales como que “hubo un muy buen trabajo” o “se produjo un excelente intercambio”, a la hora de evaluar el encuentro que insumió toda la jornada, desde la validación a campo de Paspalum notatum, hasta la discusión final e intercambio de ideas, como cierre.
El Ing. Agr. Carlos Guinovart, presidente del Grupo CREA Salto y titular del estable­cimiento Bayucuá, está vinculado desde hace 20 años al movimiento y participó de la jornada en la que INIA mostró las líneas de in­vestigación en las que está embarcado como instituto. “Fue una instancia válida para utilizar esa sinergia natural que se da entre INIA y los grupos CREA”, nos indica.
La delegación estaba conformada por participantes de los grupos CREA Salto, Viento Norte, Queguay Chico Soto, Paso del Parque y Sapaguacha, a los que se suma­ron integrantes de CREA Yaguarí y CREA El
Aguante, además de técnicos de FUCREA. “A nivel de grupos hubo muy buen trabajo previo tanto de asesores con INIA como a la interna. Se reflexionó acerca de los distintos trabajos que está realizando INIA y se identificaron líneas que estaban bien abastecidas, también identificamos algunos sectores donde hay ca­rencias de conocimiento y se debería poner énfasis”, puntualiza Guinovart.
En sintonía, el Ing. Agr. Donald Cha­lkling, asesor en CREA Queguay Chico Soto, fue coincidente con el resumen aportado por el productor. Chalkling agrega que “lo que maneja INIA en el tema pasturas nos pareció muy bueno”, mientras valoró también positivamente la posibilidad de estar conver­sando y viendo los detalles de los avances en investigación.
En lo concerniente a fertilización y mane­jo de pasturas, para el asesor, lo expuesto en GLENCOE marca “un camino interesante a recorrer con muchos productores ya alinea­dos”.

“La manera de integrar coeficien­tes técnicos que se generan por estudios específicos sobre una especie – las vacas por ejemplo – es por medio de la modelización. Es simular cómo funcionaría un establecimiento con esa informa­ción generada y ver qué resul­tados económicos se obtienen. En definitiva buscamos tener un retorno económico con un riesgo controlado”.
Ing. Agr. Carlos Guinovart

Por otro lado y sobre el mejoramiento puntual de Paspalum, “algo que siempre ha prometido mucho a nivel país pero nunca ha tenido el desarrollo que se esperaba”, ahora, “hay materiales que están andando muy bien, obteniéndose muy buenos resultados y se ajusta el manejo”. Subrayando la existencia de predios que emplean la pastura comprobando que lo que se está dando en la investigación, también pasa en el campo, “y eso nos alienta mucho”.
Conocer las novedades de INIA en materia de investigación y escuchar las demandas de los productores fue la modalidad con la que se trabajó durante la jornada.
Una y otra parte, productores y asesores, comprobaron que aquellos parámetros que resultan de la investigación también pueden proyectarse en el campo. Y eso alienta a to­dos, especialmente pensando en los resulta­dos económicos de cada empresa.
A juzgar por las palabras de Chalkling, el Paspalum o pasto miel, atrapó la atención de todos. Nativa de Uruguay, la pastura presenta un desempeño muy bueno en verano y estaría complementando de forma óptima la produc­ción en campos naturales. “Pensamos que puede ser una muy buena herramienta para sitios puntuales al ser utilizada estratégica­mente” indica el profesional sobre una especie no muy difundida, pero que de a poco viene ganándose un lugar en los establecimientos de la mano de resultados que la avalan. “Hay Paspalum con 4 y 5 años, de muy buena productividad, lo que hace que la eficiencia económica de esa pastura sea muy buena” sentencia.

“Tenemos una crisis forrajera tradicional en invierno que nos complica el manejo del ganado y llegar con buenas tasas de crecimiento. INIA ha ido ajus­tando qué suplementos utilizar, cómo utilizarlos, en qué tipo de categorías, y eso estuvo muy bueno porque nos expresaron sus resultados”.
Ing. Agr. Donald Chalkling

El entusiasmo del asesor CREA responde a la celeridad adoptada por INIA respecto a resultados, además de la disponibilidad de este tipo de semillas para pastura y la incorpo­ración de nuevos materiales.
INIA hizo la jornada “como un traje a medi­da”, ejemplifica Chalking. En los planteos ya contemplaban las inquietudes de los productores, e “hizo que la jornada fuera muy eficiente”. Guinovart apunta en la misma dirección. “A veces se encuentran soluciones que no son aplicables en la vida normal, por eso se pide una visión más holística”, e INIA está en ello. ·CREA·

Compartir.

Leave A Reply