RENOVANDO MIRADAS

0

Los nuevos asesores CREA Ganaderos: ABAJO, DE IZQ. A DER.: Diego Piñeyrúa (CREA SALTO),Santiago Carrere (CREA POR SI ACASO) Santiago Gómes de Freitas (CREA SAPAGUACHA).
ARRIBA DE IZQ. A DER.: Marcos Miller (CREA MALBAJAR), Juan I. Damboriarena (CREA NORESTE DE DURAZNO), Francisco Rovira (CREA FLORES),
Gustavo Marella (CREA LA NOVENA Y CREA YAGUARÍ) Y Martín Bartaburu (CREA VIENTO NORTE).
FALTAN EN LA FOTO Esteban Carriquiry Diego Echenique DEL CREA ARRIME PAL FOGÓN.

Sin dudas que el trabajo que realizan nuestros asesores en la inter­na de cada grupo de productores es fundamental para el desarrollo y la sostenibilidad en el tiempo de cada uno de ellos. En este último año, se han incorporado cuatro nuevos asesores a los diferentes grupos, sumándose a los otros cuatro que ya lo habían hecho en el 2016.
Les proponemos conocer a los nuevos técnicos, comenzando por dos de ellos: Felipe López, asesor del CREA Dos Banderas y Gusta­vo Marella, asesor de los CREA Yaguarí y La Novena. Para ambos, este trabajo implica una gran responsabilidad, pero también una instancia de enriquecimiento muy fuerte. La gran heterogeneidad de productores que integran cada uno de estos grupos, sus historias y sus años de pertenencia a FUCREA, hacen que el desafío para los asesores sea muy grande, pero convencidos de la importancia de abrir las puertas de cada establecimiento y escuchar las recomen­daciones, Felipe López y Gustavo Marella emprendieron este camino con muchas ganas de trabajar y aportar al movimiento CREA.

FELIPE LÓPEZ – Asesor del CREA Dos Banderas (Agrícola Ganadero)
El grupo CREA Dos Banderas, abarca unas 14.000 hectáreas, con establecimientos agrícolas-ganaderos ubicados en los depar­tamentos de Soriano, Río Negro y Colonia.
Para Felipe López, quien es asesor desde mayo de este año, lo destacable de este grupo es la gran diversidad entre sus 10 productores participantes. De hecho, en el último ejercicio, se obtuvieron resultados muy variables, aunque destacó que este año en particular se lograron ingresos económicos y productivos buenos.
“El conocimiento y el enfoque entre los integrantes del grupo es muy heterogéneo, pero es interesante que así sea porque en cada reunión vemos la opinión de quienes tienen un perfil más de productores y quienes son más empresarios”. A su entender, tener esta gran variedad de opiniones, es un ele­mento que fortalece y enriquece las discu­siones, permitiendo que en cada reunión se obtengan elementos para analizar e incorpo­rar nuevas ideas a cada establecimiento.

Sobre cómo se organiza el trabajo, López explicó que trata de visitar mensual­mente a los 10 productores que forman parte del grupo. Además, organiza la reunión mensual; es decir, la que se lleva a cabo una vez por año en cada uno de los predios participantes.
“Las reuniones son momentos cruciales para el productor CREA porque todos los integrantes de su grupo van a conocer su establecimiento, su forma de producir y ver qué cosas tiene para corregir. Hay que estar abiertos a que todos los productores conoz­can los detalles de la empresa de cada uno y estar muy receptivo a los comentarios del resto del grupo, que es lo fundamental”. Este pilar CREA, a su entender es crucial para el crecimiento de cada productor y destacó que en Uruguay no existe una base de datos tan amplia, ni grupo de productores tan grande, que abarque todas las hectáreas que nuclea FUCREA.
“Formar parte de un grupo es un aprendizaje permanente para los productores integrantes, pero también para los asesores. Antes de que yo fuera asesor, algunos que conocía me decían que esto era como hacer un post grado permanente y, la verdad, he comprobado que es así”. Para López el he­cho de ser asesor permite conocer e interiori­zarse sobre aspectos que uno no los encuen­tra en los libros, además de que se aprende mucho sobre el manejo de la información, algo que es vital para la toma de decisiones. Destacó además la instancia de reunión de asesores que se realiza mensualmente como una oportunidad de conocer y nutrirse de otras realidades y formas de trabajo.
“Cuando uno ve el resultado de las re­uniones y de los cierres de las carpetas, uno se siente reconfortado porque observa que el trabajo realizado le sirvió, tanto a los produc­tores como a los otros asesores”, destacó López.
“La verdad es que han sido 5 meses muy buenos y estoy más que agradecido por la oportunidad que he tenido. Esto me da muchas fuerzas para seguir adelante”, sostuvo López.

– GUSTAVO MARELLA –
Asesor de los CREA Yaguarí y La Novena.
(Ganadero)
Gustavo Marella, asumió este año como nuevo asesor del grupo CREA La Novena, y el año pasado del grupo CREA Yaguarí, dos grupos en etapas totalmente diferentes, pero que comparten la visión y el espíritu de trabajo CREA.
El grupo La Novena, nuclea a producto­res de esa zona del departamento de Cerro Largo, cercano a las localidades de Arévalo y Tierras Coloradas, así como también otros ubicados sobre ruta 7, entre las localidades de Batlle y Ordoñez y Cerro Chato. Es un gru­po con más de 30 años de historia, formado por ocho productores que, en total, manejan unas 10.600 hectáreas. Todos son produc­tores ganaderos; cuatro de ellas netamente criadores, tres realizan ciclo completo y uno es invernador. Además, uno de los producto­res también realiza agricultura de secano, dos tienen forestación en modalidad de cortinas, al tiempo que otro productor, además se dedica al turismo rural.
El grupo Yaguarí en tanto, está forma­do por nueve empresas, localizadas en el eje de la ruta 26, entre Ansina y Caraguatá, departamento de Tacuarembó. Entre estos productores manejan un total de 28.500 ha y si bien son empresas ganaderas (2 criadores, 4 ciclos completos, 2 invernadores), cinco de ellas manejan medianerías de arroz y agricul­tura de secano.
“Por un lado, trabajo en un grupo que está en formación (CREA Yaguarí), con el afán de conocer cosas nuevas y ver qué se puede hacer para mejorar como grupo, con un gran impulso. Es un grupo muy animado”,

destacó Marella. Por otro lado, desde hace seis meses, asesora a un grupo con más de 30 años de historia (CREA La Novena), que ya ha tenido cinco asesores y que, con la participación de ex integrantes, renueva su espíritu de trabajo.
“Por más que tenga el rol del asesor, y que el principal objetivo sea generar instan­cias para que el grupo trabaje, uno se mete en la discusión compartiendo experiencias porque además de técnico soy productor. Yo enseño y ellos me enseñan. Hay productores con muchas crisis encima, de las cuales se aprende y mucho”, destacó.
Para Marella, con productores de tantos años de experiencia, y que obtienen buenos resultados productivos, que trabajan de forma organizada y que tienen ingresos inte­resantes, a veces es difícil encontrar en qué aspectos se puede mejorar o qué aportes brindar. “Pero siempre después de las reu­niones, quedan cosas para pensar. Incluso, cuando finalizamos los encuentros, suelo quedarme un rato charlando con el productor dueño de casa para ver qué cosas le aportó la reunión, y siempre hay elementos nuevos a considerar”.
En épocas doradas, como en los últimos 4 o 5 años previos al 2016, a veces a uno le parece que el trabajo de grupo no es impor­tante. Pero cuando los márgenes se achican, mirar lo que hacen otras empresas, trabajar con indicadores que no son los clásicos, es fundamental. Para Marella, el intercambio con otros productores es lo que les puede hacer frenar la caída. “Es muy importante trabajar a fondo con cada uno de los grupos y que el productor sienta el apoyo y la contención para atravesar estos momentos”, destacó Marella. CREA
En próximas ediciones, iremos compartiendo las historias de cada uno de los nuevos asesores para conocer cómo se trabaja en la interna de cada grupo CREA.

Compartir.

Leave A Reply