“LA ORGANIZACIÓN DEBE SER MANEJADA COMO UNA EMPRESA”

0

NUEVO PRESIDENTE DE FUCREA

El 14 de noviembre de 2017 no fue un día más para nuestra institución. Tampo­co, y especialmente, para Germán Fernández. Ese día, asumió como presidente interino de FUCREA el Sr. Germán Fernández. Que es lo mismo que decir Paco.
Fue en el marco de la Asamblea de Presidentes celebrada el 14 de noviem­bre de 2017.

La historia de Paco Fernández en FUCREA comienza mucho antes, en 1988, cuando se integró al CREA Florida. Años más tarde, en 1994, ingresó en la Comisión de Ga­naderos. Dos años después, en el 96, pasó a conformar el Consejo junto con Horacio Leaniz, que le designó como tesorero.
“En aquel Consejo estuve 6 años con Horacio y Raquel, años complicados con enormes problemas, tanto a nivel de FUCREA como de grupos y de productores, económi­cos, financieros, endeudamiento, y con dis­minución de grupos. Creo que en el 96 eran 35 y en el 2002, 28 ó 29”, nos contó Paco al momento de asumir.

En aquel difícil año 2002 pasó a ser representante en Procarne. Cuando Procarne se disolvió, se pensó que la idea era buena y se conforma CarneCREA, en donde estuvo como presidente hasta el 2010.

La historia moderna de Paco ya es más conocida. En 2015, con la consultoría de CPA y después de Martín, se le convocó para aportar y luego María Eugenia le convenció de volver al Consejo, al cual retornó en 2016.
“En el 88 tenía 32 años y era por lejos el más joven del grupo. Hoy tengo 60 y soy el segundo más viejo y los integrantes más jó­venes tienen 28, 29. Eran otros tiempos, pero sé lo que es estar donde están ellos ahora. Además de los logros, ya hice mis errores y tengo una vida de aprendizaje. Quiero ayudar a FUCREA desde donde sé que puedo y de donde necesita”.

A modo de biografía, Germán Fernán­dez tiene hoy 60 años, 4 hijos y 2 nietos que según nos cuenta le definen como persona, cómo piensa y hace. Forma parte de tres CREA (Sarandí Grande, Alférez y Treinta y Tres), y desde 2010 también incursiona en el directorio de las empresas CSI-CIEMSA junto con su hermana.

En su discurso inaugural de la Asam­blea de Presidentes, Paco nos dijo que “desde la infancia que pertenezco y aprendo lo que es ser parte de una organización. Ser el mayor de cuatro hermanos y dos hermanas no es tarea fácil, más cuando se agrega una empresa familiar a la ecuación. Para los que no sepan, hemos sido exitosos con esta­blecimientos de ganadería y agricultura en Florida, Lavalleja y Treinta y Tres. Los campos de Florida y Treinta y Tres vienen de la década del 40 y el de Lavalleja del 50. En ganadería, plantel de cría e invernada. En agricultura arroz y soja. Arroz en Treinta y Tres y soja en Lavalleja y Treinta y Tres. Mis hermanos están en la parte productiva, yo en la parte administrativa-contable, y mi hijo está al frente del campo de Florida (una de las mejores decisiones de mi vida). Se recibió de agróno­mo y en decisión familiar, pasó a manejar el campo, y lo hace mucho mejor que yo”.

Una visión de FUCREA

“FUCREA, guste o no, es una orga­nización y debe ser entendida y dirigida como tal. A lo largo de los últimos años ha habido muchos estudios y cambios de paradigmas sobre las organizaciones, la cultura, la gente (tanto la que trabaja en ella, como la gente a las cuales se dedica). Si en una organización con fines de lucro es difícil, una sin fines de lucro es más difícil todavía.

La visión que busco construir es que en muchos aspectos sí debe ser manejada como una empresa. La primera regla en una empresa es que debe dar utilidad. Creo que también debería ser la primera regla para FUCREA. No solo el balance debe ser positivo, sino que el en cuanto y para qué deben de estar claros. Estoy seguro que si el Consejo presen­tara un balance negativo, a los grupos no les gustaría y exigirían al Consejo un rápido equilibrio. Un resultado negativo no es malo por sí, en el 2001 cuando la aftosa, el consejo resolvió bajar la cuota a la mitad y en ese ejercicio dio negativo porque fue una situación extraordinaria y teníamos algo de reserva. FUCREA como organización sin fines de lucro, desde el Consejo debe velar y hacer que el resul­tado sea positivo, a corto y a largo plazo”. La visión de Germán nos quedó explícita en forma de discurso inaugural el 14 de noviembre.

También fue analítico y crítico respecto a FUCREA y los Grupos CREA, situando su análisis como productor.

“Generalmente estamos muy contentos con el grupo e insatisfechos o indiferentes con respecto a FUCREA. La famosa pregunta ‘¿qué me da FUCREA?’. Nunca hay tiempo para tratar temas de FUCREA u organizacio­nales, y cuando llega el momento de eleccio­nes, si tratamos el tema, nos quedamos en silencio en espera de algún voluntario. Medio en serio, medio en broma, el candidato es el que faltó o está en el baño o vive en Mon­tevideo o tiene hijos en la capital. Y no nos damos cuenta que FUCREA somos nosotros mismos; pensamos y deseamos que aparez­can otros para solucionarnos el tema. Uno de los grandes problemas que tiene FUCREA como organización es la enorme distancia que existe entre esta y los grupos. Y es un problema porque no hay productores que quieran ser dirigentes y que además estén formados o quieran formarse para dirigir. El que llega por primera vez se encuentra con un mundo distinto, en que los temas y los problemas son distintos y que generalmente no se está preparado para esa tarea. Llevo 20 años en estas lides y no saben la cantidad de temas que se repiten y que parecen no tener solución”, expresó


Los cuatro desafíos
Trasladar su gerenciamiento privado a la organización es cuota parte del desafío de nuestro compañero, y se inicia desde el mo­mento que reconoce que “una organización son personas”. Entonces nos plantea cuatro desafíos o metas para el año 2018.
“El primero es consolidar un equipo de método CREA y capacitación. En los últimos años la demanda a veces explícita y otras veces no tanto, fue ‘vamos hacia la interna’. Anteriormente fue hacia respuestas técnicas para mejorar los ingresos. El desafío es armar un equipo con financiamiento duradero y que sea un puntal para grupos fuertes y prota­gonistas. Segundo desafío, es hacer que el Decisor CREA funcione, que los productores y los asesores lo hagan suyo y que realmen­te sea una excelente herramienta. Tiene el potencial de serlo. Tercero. Ajustar los esta­tutos a la realidad y pensar cómo se arma el conjunto corporativo directivo de la institu­ción. Hoy como consejeros, tenemos que hacer que el Consejo sea atractivo y que haya mucha gente que quiera integrarlo. Cuarto desafío, elegir un buen coordinador general – gerente y armar la estructura de FUCREA que funcione y que sea lo más eficiente posible”, explicó.

Hacia el final nos hizo conocer su pensamiento sobre la presidencia. Entiende que una tarea que insuma de uno a tres días semanales es desgastante. Por ello propo­ne “una presidencia anual, rotativa elegida dentro del Consejo. Hago más relevante la función del Consejo que la del presidente. En el consejo debemos formar equipos y trabajar como tal. Esto no es un colegiado”. CREA

 

Compartir.

Leave A Reply