RENOVANDO MIRADAS

0

– TERCERA PARTE – 

Continuamos presentando a los nóveles asesores que forman parte del equipo CREA en diferentes grupos. Es el turno de los ingenieros agrónomos Juan Damboriarena y Santiago Carrere, incorporados recientemente a los grupos CREA Noreste de Durazno y CREA Por Si Acaso respectivamente.

“CREA CAMBIA LA FORMA DE PENSAR, DE PRODUCIR, PONERSE OBJETIVOS Y METAS”

ING. AGR. JUAN IGNACIO DAMBOREARENA

La primera experiencia profesional del Ing. Agr. Juan Ignacio Damborearena en CREA fue también el primer encuentro con el movimiento de 16 productores del depar­tamento de Durazno, en el límite con el río Negro.

Esas empresas dieron forma al Grupo CREA Noreste Durazno en abril/mayo 2016, y convocaron un asesor. Así se presentó al llamado Juan Ignacio, en agosto. Desde hace un año y medio recoge experiencias persona­les y técnicas con estas empresas ubicadas en torno a La Paloma y Blanquillo, dirigidas por un perfil de productores bien distinto que suman 20600 hectáreas.

Allí hay colonos chicos del INC hasta predios grandes de empresarios. Desde in­geniero civil a veterinarios, agrónomos, gente que no tiene título pero es muy ducha. Gente que trabaja el campo hasta aquellos que lo visitan para tomar decisiones.

“La heterogeneidad de las empresas no se traslada a los sistemas productivos. La mayoría es ciclo completo, todos tienen cría, algunos hacen cría y recría. No hay ningún predio que sea solo invernador o sólo recria­dor, todos tienen el componente cría metido adentro”, nos cuenta Juan Ignacio.

Su primer contacto con CREA fue en el campo paterno, en Rivera. “Yo conocía la forma de trabajo, siempre me ha gustado y era un tema pendiente que tenía como profe­sional en mi carrera, integrar un Grupo CREA. Aprendo en cada reunión donde cada uno de los productores es una fuente inagotable de conocimiento. No es que esté acotado a que vayan algunos a enseñar y otros a aprender, creo que todos aprenden y lo mismo me pasa a mí”.

“UNA VEZ QUE EL PRODUCTOR ENTRA A UN GRUPO CREA, LES CAMBIA LA FORMA DE PENSAR, DE PRODUCIR, PONERSE OBJETIVOS Y METAS, SABER DÓNDE ESTÁN PARADOS”

El objetivo trazado por este joven pro­fesional fue concreto desde el principio: mejo­rar las empresas que están más abajo en los resultados, que el indicador tanto productivo como económico y financiero pueda crecer. Al cumplir un primer año de tarea en el CREA Noreste Durazno, nos hace una primera lectura de resultados. “Es un año difícil, han cerrado canillas por todos lados. Hay campos que están muy armados donde tienen un sistema de producción muy bien logrado y hay otros que no tanto, esos son los que tienen menores resultados. Una vez que ese productor organice su predio en la forma de producir, eso va de la mano con una mejora”, nos manifiesta. La reciprocidad del Grupo para con Juan Ignacio le permite reseñar este año integrado al movimiento. “Una vez que el productor entra a un grupo CREA, les cambia la forma de pensar, de producir, po­nerse objetivos y metas, saber dónde están parados. En el ‘me parece’ todos saben, pero con datos objetivos, gané tanto, perdí tanto, la producción de carne de mi pradera fue de tanto… Al tener estos datos objetivos, nos podemos comparar con otros productores de similares características para saber dónde estamos. Eso creo que tiene mucha fuerza y hay que saber aprovecharlo”, concluye.

Compartir.

Leave A Reply