“Las instancias grupales son claves para salir adelante ”

0

Los asesores Nazar Rodríguez, César Mosca y Felipe López

Tras una encuesta en la que participaron 65 empresarios representando a más de la mitad de los productores agrícolas ganaderos de FUCREA, se realizó una Jornada InterCREA Agrícola previo a la Jornada de Cultivos realizada en Soriano. En la oportunidad, también se realizó un intercambio con productores sobre las medidas a tomar. Allí, los integrantes de la mesa coincidieron en que bajar la renta, diversificar producciones y cuidar mucho los costos, son la clave para atravesar esta crisis. Además, entienden que se deben aprovechar al máximo las instancias grupales como forma de encontrar soluciones a los problemas individuales, y resaltaron la importancia de una actitud positiva, ya que en el agro siempre hay revancha.

La gran cantidad de productores que participaron de la encuesta Qué están pensando los productores para minimizar los impactos del ejercicio 2017-2018, permitió sacar muchas conclusiones, obteniendo información acerca de la situación económica, financiera y productiva de los establecimientos.

Por un lado, la encuesta confirmó la gran heterogeneidad de las empresas de la sectorial, tanto en tamaño como en sus rubros de producción, su forma de tenencia y también en cómo se posicionaron frente a la situación actual, donde “algunos veían oportunidades y otros una situación muy crítica”, explicó César Mosca, asesor del Grupo CREA 54.

Las empresas compartían problemáticas comunes en cuatro grandes áreas: la agricultura, la ganadería, el sistema de producción y los resultados económico-financieros.

Por otro lado, Mosca explicó que otro dato interesante surgido de la encuesta, es que seguramente el precio de los arrendamientos no caería. “Si esto obedece a una lógica de libre mercado, la encuesta nos mostró que por cada productor que estaba pensando en devolver campos que explotaba en arrendamiento, habría al menos tres que estarían dispuestos a arrendarlos”.

En cuanto a la superficie de cultivos de invierno para la próxima zafra, se destaca que habría una tendencia creciente a aumentar el área en cerca de 18% con respecto a la campaña anterior, explicada mayormente por un incremento de la superficie en cebada y en colzas.

“La superficie de agricultura de verano se mantendría, por lo cual habría mayor proporción de doble cultivo en las empresas”, explicó el asesor. Dentro de los esquemas de producción en cultivos de verano, las superficies de maíz volverían a registrar una disminución.

En otro orden, Mosca explicó que la encuesta reflejó la intención de los productores de mejorar los resultados ganaderos en las empresas. “Si bien no se especificó qué estrategia se utilizaría, se evidenció que había una intención de poner más foco en dicha actividad. En general hay una visión optimista de

la ganadería para el siguiente ejercicio, viendo oportunidades en dicho rubro”. Por tal razón, los productores quieren invertir, aunque a priori harían lo mismo que estaban haciendo.

La sustentabilidad de los sistemas, mediante el cuidado y mejora de los recursos involucrados, surgió como una preocupación constante en todas las encuestas. Por otro lado, quedó bien de manifiesto que “la situación financiera promedio de las empresas que respondieron a la encuesta era sólida y que los productores veían su nivel de riesgo financiero como bajo en un 72% de los encuestados”.

Por último, todos veían con preocupación los rendimientos de soja de este ejercicio, lo cual obligaría a enfrentar el presupuesto del ejercicio siguiente utilizando fondos de “ahorro” de años anteriores en un 25%, (las empresas poseen políticas anticíclicas), un 50% con fondos genuinos del propio proceso productivo (no se avizoran muy buenos resultados para el ejercicio siguiente) y el resto mediante toma de créditos bancarios (5%), no bancarios (10%) y aportes de capital del empresario (6%).

En otro orden, Mosca explicó que la encuesta reflejó la intención de los productores de mejorar los resultados ganaderos en las empresas. “Si bien no se especificó qué estrategia se utilizaría, se evidenció que había una intención de poner más foco en dicha actividad.
En general hay una visión optimista de la ganadería para el siguiente ejercicio, viendo oportunidades en dicho rubro”. Por tal razón, los productores quieren invertir, aunque a priori harían lo mismo que estaban haciendo.

La sustentabilidad de los sistemas, mediante el cuidado y mejora de los recursos involucrados, surgió como una preocupación constante en todas las encuestas. Por otro lado, quedó bien de manifiesto que “la situación financiera promedio de las empresas que respondieron a la encuesta era sólida y que los productores veían su nivel de riesgo financiero como bajo en un 72% de los encuestados”.

Por último, todos veían con preocupación
los rendimientos de soja de este ejercicio, lo cual obligaría a enfrentar el presupuesto del ejercicio siguiente utilizando fondos de “ahorro” de años anteriores en un 25%, (las empresas poseen políticas anticíclicas), un 50% con fondos genuinos del propio proceso productivo (no se avizoran muy buenos resultados para el ejercicio siguiente) y el resto mediante toma de créditos bancarios (5%), no bancarios (10%) y aportes de capital del empresario (6%).

VISIÓN DE LOS PRODUCTORES

Tras la Jornada de Cultivos de Invierno, se realizó un intercambio entre productores sobre las medidas a tomar, a modo de resumen de lo sucedido en el encuentro de la mañana. En la oportunidad, los tres integrantes de la mesa, Juan Dumestre del CREA San Martín, Alejandro Solsona del CREA Dos Banderas y Eduardo Campanella del Grupo CREA Cololó, coincidieron en la necesidad de bajar los costos internos, buscar negociar mejor la renta y diversificar la producción lo máximo posible. Además, destacaron la importancia de la actitud ante una crisis como ésta, pensando que va a haber “un mañana” y que éste es un año para pensar y apoyarse en el trabajo grupal para mejorar la estrategia individual.

Juan Dumestre, integrante del CREA San Martín, que abarca a productores agrícola- ganaderos de los departamentos de Colonia y Soriano, sostuvo que en cualquier crisis surgen oportunidades y “para los que arrendamos campos, la oportunidad está en bajar la renta y lograr algún tipo de involucramiento del dueño de la empresa con la agricultura”.

A su entender, también hay cosas para hacer en la interna de las empresas. “Siempre tenemos costos para bajar y si no se pueden bajar más, hay que ser mucho más eficientes produciendo más y mejor”. Para Dumestre, lo que no se puede resignar en momentos como éste, es producto, porque de lo contrario se hace muy difícil pelear una crisis de precios.

El productor sostuvo que también es necesario dedicarle mucho tiempo a revisar los sistemas de las empresas analizando el énfasis que tiene cada cultivo y cada rubro para ver cual genera menos ingresos. “Hay que intentar diversificar y tener una gran cantidad de productos para obtener un margen interesante”.

Por último, resaltó la importancia de la actitud y de las enseñanzas que quedan luego de una crisis como ésta. “Yo creo que voy a llegar a fin de año y que voy a terminar con enseñanzas a nivel de mi empresa, pero también a nivel personal y familiar. Hay una búsqueda de vivir de forma más austera y así obtener una empresa más eficiente. Si parte de eso se logra, es una enseñanza muy importante para el futuro, para cuando vengan años mejores”. Agregó que para lograr todo eso, es fundamental formar parte de un grupo CREA. “Quizás, no te ayuda en los mejores años a obtener mayores resultados, pero en años malos ayuda a que no te vaya tan mal”.

Juan Dumestre (CREA San Martín), Alejandro Solsona (CREA Dos Banderas), Eduardo Campanella (CREA Cololó) y Martín Aguirrezabala (FUCREA).

Por su parte, Alejandro Solsona, integrante del grupo CREA Dos Banderas, también agrícola-ganadero de la zona de Colonia, entiende que “el valor de la renta es lo que más nos quita el sueño” y en su opinión, bajarlas un 15% es poco ya que, de lo contrario, los números no cierran y las empresas no pueden soportar más resultados negativos. “Hay que analizar caso a caso y si la renta no baja lo suficiente, hay que abandonar el campo. No se puede hacer más eso de mantener un campo que tiene una rentabilidad cero”.

Solsona coincidió con Dumestre sobre la importancia de ser más eficientes en todos los eslabones de la cadena productiva, produciendo más y gastando menos. “De aquí en más, empresas como las nuestras, que son de alto riesgo, tienen que hacerlo así porque sino, quedamos fuera del sistema”.

Solsona aseguró que siempre hay costos para bajar, ya sea de mano de obra, estructura o inversiones. En el caso de su empresa explicó que además de mandar personal a seguro de paro, topearon el área a trabajar para poder cubrirla con maquinaria propia.

El productor de Colonia también destacó la diversificación como herramienta para darle sostenibilidad en el tiempo a las empresas.
“Nosotros somos agricultores, productores de semilla fina y ganaderos. Eso es lo que nos ha permitido, quizás nunca estar arriba en el ingreso neto, pero tampoco estar abajo”.

Por último, destacó que, a su entender, hoy es impensado producir sin seguros y sostuvo que FUCREA como institución tiene mucho para trabajar para logar un seguro por ingreso o rendimiento.

Por su parte, Eduardo Campanella, integrante del CREA Cololó, sostuvo que éste será un año largo que va a llevar 3 años salvarlo, pero entiende que esto se arregla con diálogo, pensando y buscando asociaciones.

“Había deudas que venían de antes y otras que se generaron ahora. Los cabos no pueden quedar desatados. Va a haber que arreglar la situación con buen diálogo y buenas intenciones de producir”. A su entender, las refinanciaciones con la banca oficial tendrán menos protagonismo que años atrás, ya que hoy las deudas están diversificadas con varias entidades y proveedores.

Campanella sostuvo que “es fundamental la actividad asociativa porque para varios de nosotros es una oportunidad conjuntar esfuerzos para salir adelante. Hay oportunidades para compartir negocios y llevar adelante la actividad este año”.

Campanella sostuvo que “es fundamental la actividad asociativa porque para varios de nosotros es una oportunidad conjuntar esfuerzos para salir adelante. Hay oportunidades para compartir negocios y llevar adelante la actividad este año”.

También visualizó como una fortaleza el hecho de que en los grupos haya muchas “tandas de edades, con nuestros hijos ya integrados funcionado con nuevas energías  y haciéndose el camino. Para nuestros hijos seguramente sea la primera crisis que van a tener que atravesar, pero no será la última, por lo cual hay que hacer experiencia. Hay que llevar esta crisis con la mente fría, con la máxima austeridad posible y diversificando rubros”, sentenció. CREA

Compartir.

Leave A Reply