Tendiendo puentes

0

Segunda parte 

La Sectorial Granjera, más
específicamente los grupos
vitícolas, realizaron en el pasado
mes de mayo una gira técnica
por la Provincia de Mendoza,
Argentina. Dicha gira también
atendió aspectos relacionados
con el intercambio institucional
con grupos CREA vitícolas de esa
región del hermano país.

En el pasado número compartimos lo
referente al relacionamiento institucional e
intercambio que se dieron durante nuestra
visita a los CREA de Valles Cordilleranos. En
esta oportunidad nos vamos a centrar en los
detalles tecnológicos y técnico-productivos
que la gira y cada una de las visitas realizadas
nos ofreció.

Los Objetivos de esta gira fueron:
a. Realizar una visita de intercambio de
productores vitivinícolas CREA de Uruguay
con productores CREA de Mendoza-Argentina
en la búsqueda de fortalecer lazos y establecer
futuras acciones conjuntas.

b. Lograr una comprensión del modelo vitivinícola
mendocino. Incluyendo los diferentes
modelos y zonas de producción que existen
actualmente en la provincia de Mendoza. Sus
fortalezas y debilidades.

I. La Viticultura de Mendoza.
I.1 Generalidades.
Las visitas y actividades cumplidas en
esta gira nos permitieron tomar contacto con
información que describe, en parte, la realidad
del sector vitivinícola argentino en general
y de la Provincia de Mendoza en particular.
Resumimos en este punto lo que entendemos
de mayor relevancia.

Argentina posee 219.000 ha de vid, de las
cuales 40.000 ha Son del cv. Malbec; variedad
insignia de la vitivinicultura Argentina.

Entre el 30 y 40 % de la implantación en
Argentina es con plantas injertadas sobre portainjertos
americanos (esta modalidad creció
fuertemente desde 1990) y el resto sobre pie
franco. Esto se explica básicamente por una
importante diferencia en el costo de las cepas
nuevas.

El costo de una planta injertada es de
USD 1.5 y el de una planta franca USD 0.5.
Mendoza dispone de viñedos implantados
en oasis; donde se dispone de agua para
riego distribuida por una red de canales que
conduce agua del deshielo de la cordillera
andina, represada en el río Mendoza (ej. zona Este, Luján de Cuyo, Pedriel). Mientras que en
el Valle de Uco, la fuente de agua predominante
es subterránea.

El valor de la hectárea de tierra con derecho
a agua puede llegar a los U$S 30.000,
dependiendo de la zona; mientras que fuera
de la zona atendida por la red de canales es
de U$S 2.000.

Como expresáramos antes, cerca del
20% de la superficie vitícola de Argentina
está ocupada por la variedad Malbec; la cual
comienza a resurgir productiva y comercialmente
en los años 2002 y 2003.

Las distintas regiones de la Provincia en
las cuales se cultivan viñedos presentan diferencias
en los suelos, disponibilidad de agua
para riego y en su clima. Fundamentalmente
su régimen de temperaturas influenciado por
la posición topográfica. A mayor altitud, las
temperaturas promedios son menores, las
fechas de brotación se retrasan y de esa manera
intentan escapar a las heladas tardías,
cuya ocurrencia es bastante frecuente.

Fechas de brotación de la variedad Malbec
según región:
• Zona Este: 21 de setiembre.
• Luján de Cuyo: 27 de setiembre.
• Valle de Uco: 5 de octubre.
Es así que las nuevas inversiones en viñedos
de alta calidad se observan en las zonas
de Luján de Cuyo y más aquí en el tiempo,
Valle de Uco.
Dentro de las principales limitantes vitícolas
que se señalan por parte de productores y
técnicos son:
• Baja productividad del cv. Malbec
por problemas de corrimiento.
• Salinización de los suelos.
• Incidencia de las enfermedades de
madera (Hoja de Malvón)
• Composición varietal.

I.2 Productividad.
De acuerdo a lo expresado por el Ing.
Agr. Cristóbal Sola (Vivero Murciar), hasta
hace cinco años, la tendencia era a obtener
un Malbec de alta calidad, pero baja producción;
mientras que en la actualidad se está
buscando elevar los rendimientos, razón por
la cual están utilizando mucho Paulsen como
porta injerto. El uso del Paulsen les genera
problemas de exceso de vigor y en consecuencia
mayor corrimiento.

El rendimiento promedio del Malbec es
7.000 Kg/ha y apuntan a incrementarlo a los
11 a 20 ton/ha. El objetivo es obtener rendimientos
compatibles con la producción de
vinos con precio de venta de 30 U$S FOB/
Caja.

Los Objetivos de esta gira
son de intercambio de
productores vitivinícolas
CREA de Urugua y con
productores CREA de
Mendoza-Argentina en
la búsqueda de fortalecer
lazos y establecer futuras
acc iones conjuntas

I.3 Manejo Sanitario.
El manejo sanitario se inicia con el control
de Oídio al tener un crecimiento de brote que
alcance los 20 cm; utilizando productos específicos
[Quinoxyfen (Quintec), Pyraclostrobin
(Comet)], y se continúa con aplicaciones de
azufre y productos cúpricos (hidróxido de
cobre, caldo bordelés) hasta diciembre-enero,
totalizando entre 5 y 7 por temporada.

En aquellos viñedos destinados a producción
orgánica se limitan al uso de azufre y caldo
bordelés; mientras que para el controlar de
hormigas utilizan clorpirifos en los herbicidas.

Luego de algunas zafras con problemas
importantes con Lobesia Botrana; en esta
temporada se instaló, con apoyo del gobierno
provincial, la tecnología de confusión sexual.
El gobierno aporta la confusión sexual hasta
40 ha y el resto de la superficie lo cubre el
productor con un costo de U$S 300 por
hectárea.

Otro aspecto a destacar es que en una
parte mayoritaria del viñedo de la Provincia de
Mendoza posee instalada malla antigranizo.
Esto en virtud de la alta frecuencia de ocurrencia
de eventos climáticos de este tipo.

El costo de la malla para cubrir un parral
es de 10.000 USD / ha con colocación; y algo
mayor para el caso de las espalderas.

I.4 Mano de Obra.
La poda y sacado de ramas les insume
9 a 10 jornales por ha. Gastan entre 40 y 45
jornales por ha/año (sin considerar: raleo,
deshoje ni cosecha).

Existe la modalidad de trabajo con
contratistas; prevista legalmente, con quien
se firma un contrato y puede trabajar toda la
familia del contratado. Bajo esta modalidad
el contratado cobra un salario de aproximadamente
200 dólares por mes, más el 15%
de la producción. Y sus tareas son todas las
concernientes al manejo del viñedo, excepto
las realizadas con tractor.

Se entiende que este modelo solo es
aplicable en sistemas de alto rendimiento,
como los que se encuentran en la zona Este
de la provincia.

I.5 Comercialización.
Nos encontramos con que en el sector
vitivinícola mendocino el precio de la uva
está más ligado a la zona, entendiéndose
como criterio cierto que la zona en donde
se produce habla de su nivel de calidad; en
segundo lugar, a los rendimientos y por último
la relación con la bodega.

También el valor de la uva está sujeto a
los vaivenes productivos entre años. En las
últimas tres zafras se lograron precios muy
por encima de los históricos debido a que
se arrastra las consecuencias de una helada
tardía en la primavera del 2015. El stock de
vinos ya llego, en este año, a una situación
de equilibrio; lo cual genera preocupación en
cuanto al precio futuro de la uva.

Se aplica un sistema de retención que
los regula y que consiste en que un 25% de la
producción que tiene debe destinarse a otro
subproducto, mosto, destilación, etc. Esta
retención no se aplica si la empresa fracciona
(envasa) o exporta más del 50% de su vino
producido en el año.

I.6 Costos.
El costo de plantación actual es de unos
22.000 USD/ha, cuando en el 2001 era de
unos U$S 8.000 en el año 1.

Pagan un derecho de agua que en su
caso representa unos 7.500 $A por mes para
unas 15 ha de tierra.

En cuanto a los costos de producción
encontramos que, en su valor total, son muy
similares a los que tienen las empresas vitícolas
uruguayas; aunque con una distribución y
relevancia distinta.

En nuestro caso la mano de obra llega a
explicar un 60 a 70% del costo total, o incluso
más; mientras que para ellos no llega a tener
ese peso (30 a 40%). Pero en cambio ellos tienen
un costo de agua y energía a consecuencia
del riego y, en algunos casos, el uso de
sistemas antiheladas; y en las últimas zafras
el costo de la confusión sexual para el control
de Lobesia Botrana ha empujado al alza el
rubro manejo sanitario de los viñedos.

II. Visitas Realizadas.
Lunes 14 de mayo:
La gira comienza con la visita al
VIVERO MERCIER en la zona de Pedriel.
Allí fuimos recibidos por el equipo
de técnicos de este vivero, dirigido por el Ing.
Agr. Cristóbal Sola.

VIVERO MERCIER es filial de VIVERO
MERCIER FRANCIA. Producen 1.500.000
plantas anuales, de las cuales aprox.
1.000.000 son vendidas como plantas a raíz
desnuda y las restantes en maceta…

Durante nuestra visita pudimos observar
su importante y avanzada infraestructura, sus
bloques madres y proceso de producción de
cepas de vid.

Poseen una bodega experimental en la
que realizan micro vinificaciones de los clones
y variedades con las que trabajan y de esa
manera evalúan sus características en el vino,
lo que les resulta en una información valiosa
a la hora de asesorar a sus clientes en cuanto
a los clones que pueden cubrir sus necesidades.

Finalizamos la visita con una degustación
de distintos clones del cv. Malbec: Clon
Francés 598, Clon local 713, selección masal
Pedriel. El clon 713 seleccionado por este
vivero supera los 20.000 kg por ha.

De VIVEROS MERCIER nos
trasladamos a VIDA Y ALMA;
Proyecto de Bodega Boutique, con
vinos de alta gama, ubicado en la zona de
Pedriel. Allí fuimos recibidos por Graciana y
María Monneret, dos hermanas agrónomas
propietarias del emprendimiento, que decidieron
hacer un proyecto de elaboración de
vinos.
Poseen 6 ha de viñedo en la zona de Altamira
(Valle de Uco) compuesta por 4 ha de
Malbec y 2 de Cabernet Sauvignon. Piensan
plantar 12 ha en el campo donde fuéramos
recibidos y se ubica la casa de su infancia
(zona de Pedriel).
Disfrutamos de una degustación de sus
vinos que tienen un precio promedio al consumidor
de un $A 350 la botella.
Nuestra última visita de este
primer día fue a FINCA ALPAMANTA .
Ubicada en la zona de Luján de Cuyo,
se caracteriza por desarrollar un sistema de
producción Biodinámica.
Nos permitió entender el porqué de
la producción Biodinámica y sus principios
generales y su justificación comercial.

Es un viñedo de 29 ha, propiedad
de un austríaco; y fuimos recibidos por su
Gerente, la Enól. Rocío Martín quien nos
explicó el procedimiento para la formulación
de los compuestos biodinámicos. Se detalló
el procedimiento con dos de los principales
compuestos utilizados, mientras nos mostraban
el jardín de hierbas:
Finalizamos con una degustación de
algunos de sus vinos.

A continuación, se visitó CRIBRAN
S.A. y su finca Las Carmelas. Es
una bodega integrada a una organización de
productores denominada “Pequeños Productores
Independientes de Altamira”.

Esto les permite comercializar sus
vinos con una denominación geográfica:
“Paraje Altamira”.

Esta finca se ubica a 1180 m.s.n.m.;
tiene 45 ha de viñedos implantados desde el
año 74 en adelante. El suelo es un aluvión del
antiguo cauce de río Tunuyan, sobre las rocas
transportadas (canto rodado) se deposita
capas de calcio que caracterizan la zona,
determinando un pH de suelo entre 7,2 a 7,4.

Tercerizan la elaboración de su vino ya
que no disponen de bodega propia. Elaboran
un promedio de 60 barricas por año que es
comercializado en el mercado argentino y
exportan algunas partidas a mercados como
el Reino Unido.

Finalizamos la visita con una degustación
vertical de sus vinos Malbec identificado
por la marca y etiqueta LUPA (Malbec 2014,
2015 y 2016). El valor de la botella es de $A
700 al consumidor.

Martes 15 de mayo:
Este día se centró en el conocimiento de la zona de Valle de Uco; valle de altura entre los 950 y 1600 m.s.n.m., se especializa en la producción de uvas para vino de alta gama y en él se han construido las bodegas más modernas y emblemáticas del nuevo desarrollo vitivinícola argentino.

En la zona donde se implantan los viñedos (valle medio), los suelos dominantes son pedregosos con texturas que varían entre arenosos a limo-arcillosos.

La fuente de agua para riego es mixta (deshielo y pozos) en las zonas más bajas y solo por pozos en las zonas más altas.

Comenzamos con la visita a ANDELUNA. Bodega en sus orígenes de capitales  estadounidenses, comprada luego por inversores locales.

Poseen 68 ha de viñedo integrando: Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, como los cvs. Más importantes.

Están en un proceso de transformación a viticultura organica por razones basicamente comerciales.

Nuestra última visita de este segundo día fue a la bodega “CEPAS
NOBLES”, donde fuimos recibidos por Juan
Pablo Daruich.

Ubicada en el Paraje “El Cepillo”, zona
en donde el desarrollo de la viticultura es más
reciente; con suelos poco profundos sobre
caliche (roca calcárea), el sistema radicular
es superficial, lo que genera fragilidad en el
manejo de las plantas.

Los actuales dueños compraron en
2004 pensando en que los problemas de
futuro serían los comerciales, pero no fue así,
venden la uva sin problemas a 7 bodegas.
Se caracterizan por el logro de muy buenos
niveles de calidad, especializándose en el cv.
Malbec

Plantean como principales limitantes
las climáticas (helada y granizo), así como
la baja productividad del viñedo. Utilizan la
tecnología de aspersión para el control de
heladas, lo que les demanda 40.000 lts de
agua/hora/ha.

Miércoles 16 de mayo:

Fuimos recibiendo por CREA Valle de Uyata, quienes nos acompañaron en toda la actividad de este día. Este es un grupo integrado por establecimientos vitivinícolas de la Zona Este.

Es esta una zona muy particular y la de mayor tradición vitivinícola; pero no siempre la más difundida al extranjero, caracterizándose  por viñedos compuestos por variedades de
menor calidad enológica y mayor producción.
Con bodegas que se dedican a la producción
y venta de vino a granel. Eso hace que éstas
empresas tengan una mirada distinta en referencia
al sector en relación a las empresas
visitadas en los dos días anteriores.

Comenzamos con BODEGAS TERRASUR
en donde fuéramos recibidos por uno de
sus propietarios Sebastián Acosta

Posee 89 ha de las cuales 41,7 están
implantadas con viñedos sobre pie franco,
conducidos en parral; con marco de plantación
de 3 m x 3 m, con 8 cargadores (80.000
a 100.000 yemas por ha).

Luego visitamos a FINCA MARIA
GUADALUPE; y allí fuimos atendidos por
Pedro Marianett.

Predio de 12 hectáreas donde vimos el
sistema de conducción Ramé, desarrollado
por el propietario del predio e integrante del
grupo CREA Valle de Uyata. Dicho sistema
consiste en una transformación parcial de un
parral típico, logrando mecanizar la cosecha.

Finalmente visitamos “FINCA LOS
CHARABONES” de Alfredo Gaboto,
establecimiento que cuenta con una bodega
tradicional construida en los años 60´, donde
procesan unos 13.000.000 de kg de uva, con
destino a “FECOVITA”, cooperativa vitivinícola
que agrupa a otras 36 cooperativas más pequeñas,
aglutinando la producción de vino de
todas ellas. Comercializa marcas importantes
como Toro y Estancia Mendoza.

FECOVITA gestiona y ofrece a los productores:
a. un seguro de granizo que pagan
con un descuento del 5 % de la cosecha.
b. Financiación de los agroquímicos y
otros insumos.

Degustamos vinos blancos escurridos
básicos (Sauvignon Blanc, Chardonnay, Riesling);
y tintos de más calidad, pero bajo precio
(Bonarda, Syrah, Malbec).

Jueves 17 de mayo:
Fuimos recibidos en INTA Mendoza
por los Ings. Agrs. Jorge Prieto y Sebastián
Gómez.
De ésta visita destacamos algunas
líneas de investigación que llamaron nuestra
atención:

a. La generación de un portainjerto
transgénico que le infiera a la variedad (no
transgénica) tolerancia a determinados virus.
b. El desarrollo de silenciadores
génicos para el control de Lobesia Botrana.
Se pretende a través de virus leves, que son
introducidos a las plantas, transferir a ellas el
gen de interés que les induce la capacidad
de producir proteínas letales para las larvas
que se alimenten de esa planta. No es considerado
un OGM.
c. Prueba de Bacillus Thuringiensis y
confusión sexual, para el control de Lobesia
Botrana.
d. Estudio del Kc de la vid.
e. Manejo de la restricción hídrica en los
viñedos.

Finalizamos nuestra visita con
una recorrida a la bodega experimental
de esta estación de INTA . CREA

 

Compartir.

Leave A Reply