Cultivos de invierno: ¿alternativa o necesidad?

0

Nuevamente la productividad
será la clave de la próxima zafra de invierno, según se desprende de la última Jornada de Cultivos de Invierno realizada en Mercedes organizada por FUCREA, INIA y la Mesa Nacional de Trigo.  En la actividad, los Ings. Agrs. Felipe López y Gonzalo Invernizzi expusieron sobre los resultados de la zafra pasada y la situación económica de las empresas de cara a la nueva campaña. Como relevante se destaca que más allá de la apuesta a producir por encima de los 4.000 kg/ha para alcanzar números positivos, es necesario que los productores tengan una mirada a largo plazo ya que aseguran que, analizando solo el día a día es difícil salir adelante.

Bajo la consigna “Cultivos de invierno,
alternativa o necesidad”, se realizó esta
actividad en la cual Felipe López en primera
instancia aseguró que esto dependerá de
cada empresa, del escenario y del contexto
en el que ésta se encuentre.

A su entender, resulta fundamental
generar esa discusión para lo cual FUCREA
aportó los datos con el objetivo de que cada
empresa pueda ubicarse en el actual contexto
y en función de los datos promedio, evaluar
dónde está y dónde quiere estar. A partir de
ahí, “con datos propios podrán definir si los
cultivos de invierno son una alternativa o una
necesidad”, señaló.

López recordó que la campaña pasada
fue muy buena en cuanto a promedios con
precios que no fueron malos. Eso provocó
que el margen fuera favorable pero también
porque las condiciones ambientales fueron
adecuadas. “Necesitábamos estos buenos
márgenes”. A esos márgenes positivos, hay
que restarles la estructura de cada empresa
y la renta, por lo cual estos resultados se
achican, llegando en muchos casos a ser
negativos.

Recordemos que en la zafra anterior la
media productiva para el trigo y la cebada fue
de 4.200 kg/ha, mientras que para colza el
promedio se ubicó en 1.800 kg/ha, lo que terminó
arrojando uno de los mejores resultados
productivos de los últimos años. Para López,
estos buenos rendimientos se alcanzaron
también porque el productor apostó a los
paquetes tecnológicos disponibles en el mercado.
“Si vamos a hacer el cultivo, hay que
hacerlo e invertirle dinero porque es la única
forma de tener más probabilidad de tener un
buen resultado”, aseguró.

Proyectando la zafra 2019/20, el técnico
de FUCREA manejó un escenario de precios
de US$/t 180 para trigo y cebada y de US$/t
350 para canola. Teniendo en cuenta esos
precios y “con rendimientos altos o similares
a los de la zafra pasada, el resultado (de la
zafra) es positivo”, adelantó.

No obstante, López dijo que “si bien
esto fue una jornada de cultivos de invierno
hay que mirar todo el sistema y tener en cuenta
los costos de la soja de segunda, que son
distintos a los de la de primera, mientras que
los rendimientos tampoco son los mismos”.

“Tal vez en unos años
veamos ese aumento
de área que entra en
agricultura nuevamente.
Por suerte se
está rotando, lo que
no solo da sustentabilidad
al negocio
sino que también le
da estabilidad”

López agregó que al paquete tecnológico
y al ambiente hay que sumarle la edad
de la chacra, y “es ahí cuando entra toda
la rotación de pasturas. El porcentaje de
chacras nuevas está atado a qué antecesor
trae. Si el antecesor es una pradera buena
sobre un campo bueno ahí los potenciales
de rendimientos de los cultivos se disparan
para arriba. Incluso cuando analizamos
los rendimientos máximos de los distintos
cultivos, vemos que esas chacras vienen en
su mayoría de antecesores de praderas o son
chacras nuevas”.

“Si vamos a hacer
el cultivo, hay que
hacerlo e invertirle
dinero porque es la
única forma de tener
más probabilidad de
tener un buen
resultado”

El técnico de FUCREA explicó que el
porcentaje de chacras nuevas ronda entre
un 10% y un 15%, cifra que va aumentando
porque desde hace dos años los productores
han empezado a rotar con pasturas. “Tal
vez en unos años veamos ese aumento de
área que entra en agricultura nuevamente.
Por suerte se está rotando, lo que no solo da
sustentabilidad al negocio sino que también le
da estabilidad”.

“El productor debe
apostar a lograr un
rendimiento
superior a los
4.000 kg/ha.
Apostando a esa
productividad, los
números son positivos
y no quedamos
en rojo”

El especialista agregó que el productor
debe apostar a lograr un rendimiento superior
a los 4.000 kg/ha. “Apostando a esa productividad,
los números son positivos y no quedamos
en rojo. Es ahí donde entra la mirada a
largo plazo. Sabemos que es difícil tener esta
mirada en momentos donde todo se juega
en el día a día, pero es claro que para lograr
números en verde tenemos que pensar hacia
adelante”.

A su entender, es fundamental que las
empresas tengan claro el objetivo que buscan,
lo cual nos obliga a proyectarnos a tres
años. “El contexto dificulta analizar un poco
más allá de lo que nos pasa hoy. Sabemos
que mirar a largo plazo es difícil porque nos
lleva a tener que ajustar las variables ahora”.
Agregó que “la única forma de salir adelante
es teniendo el rumbo claro. La única manera
para que el viento que ahora está de frente
se ponga de cola es teniendo claro el rumbo,
porque sino vamos a dar vueltas en círculos
y nunca vamos a tener el viento a favor”,
sentenció.

“La única forma de
salir adelante es
teniendo el rumbo
claro. La única manera
para que el viento
que ahora está de
frente se ponga de
cola es teniendo claro
el rumbo”

Conclusiones
1. Estamos analizando una de las mejores zafras de
invierno.
2. Nuevamente pareciera ser el frío el indicador
determinante, de un invierno con cultivos de altos
potenciales de rendimiento.
3. Fechas de siembras tempranas caen los techos y
pisos de rendimiento. Fechas tardías caen los techos.
Fecha de cosecha se extiende más sobre diciembre.
4. Colza libera la chacra 15-20 días antes que el
resto de los cultivos de invierno.
5. Es importante un buen manejo de fungicidas,
determinaron distintos escalones de producción.
6. Hay variedades que permiten mayores potenciales
de rendimiento. Primero conocer el ambiente (edad
de chacra y tecnología a aplicar) donde vamos a
poner la variedad, luego seleccionarla.

“La variable
rendimiento es
más importante
que el precio
para determinar
el margen”

Por su parte, Gonzalo Invernizzi explicó
que nuevamente será vital el doble cultivo.
Recordó que la productividad promedio en
FUCREA es de 3.376 kg/ha en el caso del trigo
por lo que, descontando los costos y 50%
del arrendamiento, el margen sería negativo
en 105 US$/ha. Sin embargo, si se considera
el mayor rendimiento de la serie histórica que
fue de 4.082 kg/ha, el margen sería positivo
en 4 US$/ha.

“La variable rendimiento es más importante
que el precio para determinar el margen”,
sostuvo. Invernizzi señaló que desde
hace muchos años el punto de equilibrio del
cultivo son los 4.000 kg/ha. Recordó que el
aumento del área de trigo se dio el año pasado
tras varias zafras en baja, por lo cual sostuvo
que no es de prever un incremento significativo
en esta campaña. De todas formas
aseguró que lo importante es tratar de usar la
tecnología disponible en cuanto al manejo de
nitrógeno, la fecha de siembra y los antecesores
del cultivo, lo que acorta la brecha entre el
rinde promedio y el de equilibrio.

En el caso de la cebada, el margen
sería negativo en 101 US$/ha si se obtuviera
un rendimiento promedio de 3.367 kg/ha.
Si se analiza la mayor productividad de la
serie que fue de 4.419 kg/ha, el margen sería
positivo en 70 US$/ha. En tanto, para la colza
el margen sería negativo de US$ 122 por
hectárea con un rinde promedio de 1.433 kilos
por hectárea y sería positivo en US$ 13 por
hectárea con una productividad máxima de la
serie de 1.849 kilos por hectárea. En el caso
de este cultivo, Invernizzi sostuvo que es de
prever un incremento en el área de colza dado
los buenos resultados obtenidos y la necesidad
de diversificación.

Según sostuvo el especialista, el 73%
del área de FUCREA estaría por debajo del
rendimiento de equilibrio de 4.050 kg/ha para
la zafra 2019/2020. De todas formas, aseguró
que, si se consideran otros manejos y dejando
por fuera las chacras sembradas dentro
de la fecha óptima, 56% de las chacras no
alcanzarían el punto de equilibrio.

El asesor de FUCREA señaló que
es fundamental variar las proporciones de
cultivos en función de las expectativas de
productividad. Por otro lado, sostuvo que los
cultivos de servicios han adquirido mucha
importancia en los últimos años, con mezclas
forrajeras que pueden aportarle valor por el
lado de la producción de carne. CREA

 

 

Compartir.

Leave A Reply