En la búsqueda de sistemas ganaderos estables y de altos ingresos

0

“Hay empresas que con similares recursos obtienen mejores ingresos”

Buscando ingresos altos y
estables de las empresas, la
sectorial ganadera de FUCREA
realizó un análisis de los
últimos tres ejercicios para ver
qué diferencias había entre
los niveles de ingresos y la
estabilidad de los mismos.
En este caso, según el trabajo
realizado por el coordinador
ganadero Gonzalo Ducós y el
técnico de la sectorial Ganadera
Javier Mondelli, se destaca
que aquellas que lograron
mejores ingresos y de manera
sostenida, no lo obtuvieron
con más ni mejores recursos
que el resto, sino que lo alcanzaron
con una mejor eficiencia
económica y física.

Con los cierres de gestión de las empresas
de FUCREA se obtiene un cúmulo de
datos que arrojan indicadores promedio. Esa
base de datos contiene una gran cantidad de
productores y los resultados de sus carpetas,
muchos de los cuales se mantienen en los
diferentes ejercicios, pero hay otros que, por
diversas razones, entran y salen de esa base
de datos. De esas carpetas, hay 112 que se
repiten en los últimos 3 años, lo que facilita
el análisis de cómo fue la evolución en cada
una de ellas.

Buscando ingresos altos y
estables de las empresas, la
sectorial ganadera de FUCREA
realizó un análisis de los
últimos tres ejercicios para ver
qué diferencias había entre
los niveles de ingresos y la
estabilidad de los mismos.
En este caso, según el trabajo
realizado por el coordinador
ganadero Gonzalo Ducós y el
técnico de la sectorial Ganadera
Javier Mondelli, se destaca
que aquellas que lograron
mejores ingresos y de manera
sostenida, no lo obtuvieron
con más ni mejores recursos
que el resto, sino que lo alcanzaron
con una mejor eficiencia
económica y física.
En la búsqueda de sistemas ganaderos
estables y de altos ingresos
“Hay empresas que con similares recursos obtienen mejores ingresos”
En el ejercicio 15/16 el ingreso de toda
la base fue de 78 US$/ha, en el 16/17 de 86
US$/ha y en el 17/18 de 72 US$/ha. Sin embargo,
cuando se miran las mismas carpetas,
se observa que la suba de algunos ejercicios
no se representa. Al analizar las 112 carpetas
que repitieron, se abre una posibilidad de
análisis interesante que permite ver cómo les
fue a esas empresas.

En el promedio de los últimos 3 años,
hay 14 empresas que tuvieron un resultado
entre US$ 8 y US$ 40 dólares de ingreso de
capital, 41 empresas que tuvieron entre US$
40 y US$ 73, y 37 empresas que rondaron
entre US$ 73 y US$ 105. En un ordenamiento
creciente por resultado, cuando se acumula
la mitad de las empresas, el valor de ingreso
de capital es de 73 US$/ha. Con estos datos
queda claro que, al manejarse promedios,
muchas veces se enmascara una gran
variabilidad de realidades con ingresos muy
altos y otros muy bajos en los tres ejercicios
analizados.

Por otro lado, para analizar mejor la
información obtenida, la sectorial ganadera de
FUCREA aplicó un coeficiente de variabilidad.
Si el coeficiente es alto, significa que la variación
de esos tres años fue alta y si el índice
es bajo, es porque la variación fue mínima.
Cuando la variación es baja, significa que la
empresa fue estable en los últimos 3 años.

De esta forma, se hizo una clasificación
según los ingresos; Altos Estables, Altos No
Estables, Bajos Estables y Bajos No Estables.
A las 112 carpetas se las ingresó en
un gráfico para identificar dónde caía cada
empresa que repitió en estos 3 años.

“Quienes obtienen mejores
ingresos son empresas que a
nivel de grupo no tienen ni
más ni mejores recursos. Lo
hacen con una mejor eficiencia
física y económica. Tienen,
sistemáticamente, más
mejoramientos. Esos
resultados lo consiguen
empresas de todas las zonas
y con diversa orientación
productiva, aunque sí
reconocen que hay muy
pocos criadores.”

En los altos y no estables, se observa
que tenían Coneat similar, una menor superficie
útil, que realizaban ciclos incompletos e
invernadas, que estaban ubicados en el Centro
y Este del país, que tenían más praderas y
verdeos, que alcanzaban una producción de
carne mayor a 160 Kg/ha siendo muy eficientes
en esta producción, que eran sistemas
más intensivos, con mayor cantidad de sistemas
con cultivos y que alcanzaban resultados
promedio de 112 U$S/ha.

Los bajos y estables se caracterizan
por tener Coneat menor al promedio, ser de
mayor escala, ser sistemas de cría y ciclo
completo, estar ubicados en zonas de basalto,
tener un menor uso de mejoramientos, las
producciones de carne ser menores a 120 kg/
ha y el resultado promedio alcanzar los 57
U$S/ha.

Los bajos y no estables tienen un
Coneat similar, son de mayor escala, son
sistemas de cría y ciclo completo, se ubican
en la zona centro y de basalto, tienen una
menor disponibilidad de mejoramientos, con
producciones de carne menores a los 160 kg/
ha, y con ingresos de capital de 47 US$/ha.

Por otro lado, los altos y estables se
caracterizan por tener un Coneat similar al
promedio al igual que la escala, pocos son
criadores, están en el centro Este y en la zona
de basalto, realizan más coberturas, alcanzan
una producción de carne que supera los 160
kg/ha, tienen una eficiencia Kg/ug similar al
promedio y alcanzan un resultado de 102
U$S/ha.

Estas empresas tienen
más mejoramientos,
producen un poco más de
carne equivalente, son
un poco más eficientes y
económicas para producir
el kilo de carne, gastan
un poco menos y
producen un poco más.
Por eso logran un ingreso
de capital 14% superior
al promedio

En definitiva, los responsables de la
sectorial ganadera de FUCREA explicaron
que estas empresas tienen más mejoramientos,
producen un poco más de carne equivalente,
son un poco más eficientes y económicas
para producir el kilo de carne, gastan un
poco menos y producen un poco más. Por
eso logran un ingreso de capital 14% superior
al promedio.

Son 36 las carpetas que cayeron en
este cuadrante. Hay empresas de todas las
zonas, por lo que aseguran que no hay una
condena por estar ubicados en algún lugar
específico del país.
Además, se destaca que a nivel de
grupo no tienen ni más ni mejores recursos.
Lo hacen con una mejor eficiencia física y
económica. Tienen, sistemáticamente, más
mejoramientos. Esos resultados lo consiguen
empresas de todas las zonas y con diversa
orientación productiva, aunque sí reconocen
que hay muy pocos criadores.

De todas formas, aseguran que para
profundizar la línea de análisis es deseable
contar con más años de las mismas empresas
y analizar su evolución. Este abordaje
posibilita analizar en detalle qué hacen a la interna
las empresas que logran mejores y más
estables resultados. De este análisis surge
que hay empresas que son sistemáticamente
de mayor ingreso de capital y presentan algunas
características diferenciales, pero lo que
queda claro es que con los mismos recursos
se pueden obtener más ingresos.

“Los altos y estables se
caracterizan por tener un
Coneat similar al promedio
al igual que la escala, pocos
son criadores, están en el
centro Este y en la zona de
basalto, realizan más
coberturas, alcanzan una
producción de carne que
supera los 160 kg/ha, tienen
una eficiencia Kg/ug
similares al promedio y
alcanzan un resultado en
promedio de 102 U$S/ha”

 

Compartir.

Leave A Reply