Actualidad frutícola

0

La situación del sector frutícola no escapa a la realidad de otros rubros del agro por los altos costos y los problemas de competitividad. Pero a eso se suma que es un sector que está enfocado al mercado interno, por lo que su crecimiento está limitado al tiempo y que el cierre a las importaciones de plantas desde hace casi 15 años ha dificultado las posibilidades de trabajar con especies de calidad.

Haciendo un poco de historia, la creación de la Mesa Tecnológica de Frutales de Hoja Caduca que impulsó José Mujica cuando era Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, tuvo como objetivo crear un ámbito institucional en donde interactuaran los diferentes actores de la cadena para analizar e identificar las principales prioridades para la generación y difusión de conocimiento con énfasis en aspectos tecnológicos, promoviendo la competitividad y el desarrollo sustentable de la actividad. Luego, en 2011, se conformó un Grupo Gestor Frutícola con participación de cada eslabón de la cadena, el cual elaboró un Plan Estratégico para el sector. Este grupo, además de productores y exportadores, fue integrado por INIA y FUCREA. Eduardo Vázquez, Asesor del Grupo CREA Fruticultores recordó que mientras Zulma Gabard estuvo al frente de la Dirección de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería, este grupo funcionó muy bien, presentándose propuestas vinculadas a la colocación de frutas en el exterior, propuestas para mejorar la competitividad, los problemas de exceso de fruta en plaza etc. “Desde FUCREA brindamos nuestro apoyo aportando información sobre costos de producción, de manejo para la exportación, etc. Queríamos apoyar a la exportación de fruta para emparejar la competitividad que no tenemos con la región. Trabajamos mucho llevando ideas”. Sin embargo, reconoció que, en los últimos años, la tarea del Grupo Gestor ha disminuido mucho, teniendo cada vez menos apoyo, lo cual está provocando muchos desajustes en algo que estaba funcionando bien.

 

GRUPO CREA «FRUTICULTORES»

Sobre la realidad del sector, Vázquez aseguró que, al estar enfocado al mercado local, su crecimiento está comprometido. “Cada vez se logra más productividad en menos hectáreas, por eso es un sector que se viene reduciendo. Con menos hectáreas igualmente alimentamos al país”. En cuanto a la exportación, sostuvo que es complicada porque el sector no es eficiente en costos. “En mano de obra somos más caros que en la región y al igual que los combustibles los costos logísticos son altos. Es un sector con poca perspectiva de futuro. Estamos tratando de ver alternativas, pero no hay un camino concreto a seguir”.
Por el lado de la productividad, la principal limitante es el cierre a la importación de plantas que ya lleva 15 años. “Las plantas de buena calidad quedaron afuera. Hemos bregado bastante por esto porque las plantas de calidad eran importantes ya que tenían una diferencia de rendimiento muy notoria. Sin embargo, nadie nos ha ayudado. No hay autocrítica y muchas veces no quieren jugársela”. Vázquez advirtió que esto no responde solamente a temas sanitarios, sino a un tema de documentación y de origen de materiales. “Pero nos cortaron las manos porque muchas plantaciones eran con esas plantas importadas”.
Recién este año se pudieron hacer plantaciones con portainjertos importados de la serie CG (Cornell Geneve), con buenas perspectivas.

Nuevas plantaciones realizados con portainjertos importados de la serie CG (Cornell Geneve)

Vázquez sostuvo que, de mejorar la parte productiva, se podría ser más eficiente en otros aspectos. Sin embargo, aseguró que no se está siguiendo el Plan Estratégico elaborado. “Hay poco interés por resolver algunos temas que no son de dinero sino de organización, como liberar la importación de plantas, lo que permitiría avanzar no tan solo en productividad, sino en nuevas variedades requeridas hoy por los mercados”.

El asesor CREA sostuvo que falta fuerza en el sector, mientras que a los productores les cuesta trabajar unidos. “Es una visión un poco crítica, pero es la realidad que nos está afectando. Hay opciones, hay cultivos con proyección hacia el exterior. Son paquetes tecnológicos que hay que ajustar. Pero como el productor no sabe cómo va a ser el futuro porque no hay una línea clara en cuanto a políticas de estado, le cuesta arriesgar.

Por otro lado, el asesor del CREA Fruticultores destacó el Encuentro Nacional realizado en Salto, asegurando que fue una oportunidad de intercambio y repaso de algunos conceptos importantes vinculados al método, la empresa y la gestión. “Siempre hay aspectos para rescatar. Por eso creo que fue muy positivo y enriquecedor”. CREA

 

Compartir.

Leave A Reply