70% DE LAS EMPRESAS GANADERAS DISMINUYERON SUS INGRESOS DE CAPITAL

0

RESULTADOS ECONÓMICOS

Si bien el Ingreso promedio de las empresas CREA fue de 86 US$/ha, mostrado un incremento con respecto al ejercicio anterior, el 70% de ellas bajaron sus ingresos. Esto se debió a que los costos subieron, un tipo de cambio que no acompañó y un precio (U$$/ kg producido) que viene sostenidamente a la baja en los últimos 4 ejercicios. El coordinador ganadero de FUCREA, Gonzalo Ducós señaló que, si además el clima no acompañara, estaríamos yendo hacia una tormenta perfecta.

Mirando los números fríamente, se observa que el Ingreso de Capital promedio de las empresas CREA tuvo un aumento en el último ejercicio alcanzando los 86 US$/ha. “El problema es que no estamos comparando lo mismo porque la cantidad y especificidad de las empresas no son las mismas”, explicó Ducós. “Las que estamos analizando hoy no son las mismas que las del ejercicio anterior”, sostuvo.

Teniendo en cuenta que muchas empre­sas ganaderas tienen insertada a la agricul­tura en sus sistemas, y considerando que la soja fue excepcional el año pasado, con rendimientos en algunos casos que fueron récord, con buenos valores, que permitieron generar un margen al menos positivo, que en muchos casos permitió “tapar agujeros que se habían generado en las últimas dos campañas que presentaron resultados muy malos”.

Por lo tanto, para Ducós resulta fun­damental analizar ese dato de Ingreso de Capital de una manera más crítica. “Cuando observamos aquellas empresas que repiten su participación en los últimos dos ejercicios y que son ganadería puras, vemos que el 70% de estas empresas disminuyeron los Ingresos de Capital”.

Eso responde a varios motivos, entre ellos la evolución del dólar y el valor del ganado. Ducós destacó que la baja de costos que hubo en el ejercicio 2015- 2016, que se dio como consecuencia de un aumento del dólar de 22%, en esta última campaña no existió. De hecho, no solo no subió la cotización de esta moneda, sino que bajó un 5%. “Todo el efecto de dilución de costos por el dólar que habíamos tenido el año anterior, este año no estuvo, sino que jugó en contra”.

Para el coordinador ganadero de FUCREA, de todas formas, los costos no pueden seguir ajustándose porque se podría comprometer la producción. “Pensar en no fertilizar un Lotus Rincón, hacer praderas más baratas, o achicar en sanidad, es muy riesgoso porque comprometemos el resultado productivo futuro”.

A este aumento de casi 6% en los costos, se le suma que el Producto Bruto en las empresas ganaderas disminuyó. Si bien la producción de carne se mantuvo, bajó el precio del ganado. “El producto bruto es producción por precio. Y el precio viene soste­nidamente a la baja en los últimos 4 ejercicios y bajando fuerte. Menos producción, con un poco más de costo, provoca que el 70% de las empresas ganaderas bajen el Ingreso de Capital. Esas empresas tuvieron una baja de 10 dólares con respecto al año anterior”.

Para poder comparar elementos diferentes, FUCREA utiliza como variable del resultado económico de las empresas el Ingreso de Capital. Pero a ese valor, hay que descontarle el pago de intereses y amortiza­ción de pasivos (es decir deudas, realidad que hace unos años no existía) y renta. “Una vez descontadas esas variables, hay que considerar el costo de vida que, con un atraso cambiario del 34% como mostró la Consultora Deloitte, vaya si será difícil. Y, además, tam­poco consideramos la posibilidad de hacer inversiones”, sostuvo.

Teniendo en cuenta que la renta de un campo ganadero puede rondar entre 70 y 100 US$/ha, “si nosotros ganamos en promedio 70 US$/ha, no podemos pagar el costo de oportunidad de la tierra. Si los productores no fueran dueños de la misma hoy estarían fuera del negocio”. Pero además, consideró que un 25% de los productores tienen un ingreso de capital de 25 US$/ha. “Esos no solo no pagan renta, sino que no pueden vivir, y si lo hacen es porque se están consumiendo su capital. Lo más rápido, lógicamente, es vender el ganado. Eso queda evidenciado en empre­sas que comenzaron el ejercicio con cierto número de cabezas y hoy tienen menos. Esto se puede hacer eventualmente, porque si no, uno se va comiendo la máquina de producir”.

Al analizar la realidad por sistema de producción ganadero, Ducós pidió “no mirar los ingresos de capital, sino mirar los márge­nes de cada actividad”. Al analizar el margen de estas empresas, Ducós destacó que la cría, el ciclo completo y el incompleto, logra­ron resultados muy parecidos. “La invernada sigue teniendo un margen superior, pero no tan distante del resto”.

“SI LOS PRODUCTORES NO FUERAN DUEÑOS DE LA TIERRA, HOY ESTARÍAN FUERA DEL NEGOCIO”

Al analizar los Ingresos de Capital por zonas, se destaca la caída en el basalto y en el este del país. “En la zona de basalto se dio porque es netamente ganadera, y en el este por la incidencia del arroz, producción que está muy complicada y con costos sumamen­te elevados que hacen muy difícil el negocio”.

Ducós consideró por último que, si bien venimos de un año con clima perfecto, una buena preñez y buenas pariciones, “el dólar sigue planchado, el precio del kilo de carne producido sigue a la baja y la primavera viene siendo fría y con poca agua. Si el clima no nos ayuda, quizás estemos yendo hacia una tormenta perfecta”, sentenció.

Balance de la Jornada

Tras finalizar las 34ª Jornada Econó­mica, en donde se presentaron los datos de las empresas que integran FUCREA, el coordinador ganadero destacó como positiva esta instancia donde participó un buen marco de público desde el LATU, pero que también contó con transmisión en vivo lo que permite alcanzar a un sin número de productores.

Ducós destacó el aporte de la Con­sultora Deloitte con un análisis sobre las perspectivas económicas para el país y el foco que este año se le puso también a los temas ambientales. En este sentido resaltó la presentación de los avances en el proyec­to Conservación del capital natural en la nueva agricultura que se viene llevando ade­lante desde hace tres años junto al Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN). “Cada vez más nos vamos a tener que ocupar de los temas ambientales, de la calidad del agua, de si estamos contaminando o no y qué insecticida utilizamos. Es fundamental ir tomando más que conciencia sobre estos temas, debemos iniciar acciones”.

A su vez, destacó la presentación también de la nueva plataforma de ges­tión económica y ambiental, denominada Decisor CREA, que tendrá un impacto muy fuerte no solo entre los productores sino para todo el sector.

La actividad cerró con la charla motivacional del Psicólogo Alejandro De Barbieri denominada Optimismo y sentido del trabajo: nadie sigue a un triste. “Por más que la cosa venga mal siempre hay que te­ner una sonrisa y una oreja para escuchar”, concluyó Ducós. CREA

 

Compartir.

Leave A Reply