VISITA DE TAMBOS EN CHILE

0

La región de Los Lagos, al sur de Chile en la zona de Osorno y Puerto Varas, fue el lugar elegido por el grupo CREA Tarariras, junto a la empresa Nutral para visitar cuatro establecimientos lecheros con sistemas de producción muy diferentes a nuestro país. Por tratarse de una zona donde llueven entre 1.300 mm y 1.600 mm por año, las condiciones para producir durante el invierno son complejas, llevando a que algunos tambos incluso cierren durante esa época del año.

Analía Bonjour, integrante del CREA Ta­rariras explicó que la idea era observar cuatro sistemas de producción diferentes entre sí y con los sistemas de Uruguay, pero que comparten algunos puntos en común como los problemas ocasionados por el barro. Los cuatro tambos visitados tenían partos concentrados fuera del invierno, estaciona­les o biestacionales. Las producciones de leche oscilaban entre 19 y 29 litros, con base pastoril. En esa zona, el precio de la leche varía entre US$ 0.32 y US$ 0.38 con buenos sólidos. Todos los establecimientos maneja­ban pasturas , donde el principal componen­te es raigrás perenne , con una duración de unos 6 años aproximadamente, además de la suplementación.

ESTABLECIMIENTO CON ORDEÑE ROBÓTICO, VACAS NORUEGAS COLORADAS Y PASTURAS RAIGRÁS.

Bonjour explicó que en el primer esta­blecimiento visitado, interesaba ver el manejo en la cría de terneros. Debido a las condicio­nes con abundantes precipitaciones, el parto y la crianza de los animales se realizaba bajo techo, pasando posteriormente las terneras por diferentes corrales. El establecimiento contaba con unas 1.200 Vacas Masa, y tenían un sistema de partos biestacional. Uno de los principales problemas a los que se enfrentaban eran los porcentajes de mortalidad al nacer. Actualmente tenían un 2,4% de abortos y 4,4% de muertes al parto, por lo que la meta para el 2017 era bajar este número a 2% y 3% respectivamente. La importancia en cuanto al indicador de la mortalidad está dada por los costos que sig­nifican. En este sentido destacó que en 2016 habían logrado bajar los costos un 15% con respecto al año anterior, debido a mejoras en el manejo, la crianza y una menor mortalidad.

En cuanto a la alimentación, la misma era a base de sustitutos, con una concen­tración mucho mayor a la que se realiza en nuestro país.

SALA DE ORDEÑE MÓVIL.

El segundo establecimiento visitado tenía la particularidad de tener el preparto estabulado. El predio de 1.200 ha, tenía unas 2.000 vacas en ordeñe con un tambo calesita. En la cría de las terneras “maneja­ban un sistema muy sencillo y eficiente de corrales, comenzando con individuales hasta pasar a colectivos de 100 terneras. En este tambo las vacas en ordeñe eran encerradas durante el invierno”.

El rodeo constaba de vacas Holstein con una producción promedio de 26 lts y un 7% de sólidos. La alimentación estaba basa­da en raigrás fundamentalmente con algo de maíz o avena.

La tercera visita fue a un tambo robóti­co, con base pastoril y suplementación con concentrados y silos. “El establecimiento estaba manejado por el dueño, que empezó con 6 vacas y actualmente tenía 170 vacas, y un solo empleado”, explicó. Trabajaban con vacas rojas noruegas y dos robots que estaban funcionando desde hacía dos años, realizándose de dos a tres ordeñes por día. “Si bien al principio les había llevado algo de tiempo la adaptación, hoy el sistema estaba funcionando muy bien”, señaló Bonjour.

SALA DE ORDEÑE DE 24 ÓRGANOS EN FUNCIONAMIENTO

Las 118 vacas en ordeñe tenían una producción promedio de 29 lts, con 190 gramos de concentrado /lt de leche, el cual es dosificado por el robot en función de deter­minados parámetros individuales para cada animal. Otra particularidad de este estableci­miento era que debido a que las condiciones para producir en el invierno son muy duras, las vacas se secan en el mes de julio, cerrándose el tambo por dos meses.

El último establecimiento visitado era un tambo pastoril tradicional, con la particu­laridad de tener suelos bajos y húmedos y el establecimiento tener una distancia importante entre una punta y otra. Para que las vacas no caminaran tanto, tenían un sistema de ordeñe móvil utilizando un generador.

ROBOT DE LA MARCA LELY EN FUNCIONAMIENTO POR MÁS DE 2 AÑOS ACTUALMENTE.

Además de la sala de ordeñe de 24 órganos, esta sala móvil permitía ordeñar unas 150 vaquillonas.

La alimentación estaba basada en la produc­ción de raigrás y se suplementaba muy poco. Si bien comenzaron con una gran variabilidad de razas, actualmente el rodeo estaba com­puesto básicamente por ganado Jersey ya que los pagos por sólidos son muy buenos. Este establecimiento también tenía previsto cerrar durante dos meses.

La producción lechera en la zona de Los Lagos también venía de atravesar una crisis importante, por lo cual el precio que estaban pagando las industrias de entre US$ 0,32 y US$ 0,38 por litro era considerado bueno.

En cuanto a los costos, analizando el sistema pastoril, Bonjour explicó que el objetivo era que quedara como resultado un 20% del in­greso. “Como el precio de la leche es bastante fluctuante ese porcentaje variaba también”, sostuvo.

Por último, destacó como positivo el hecho de haber podido conocer y analizar estos esta­blecimientos que compartían preocupaciones comunes como las asociadas a las condicio­nes climáticas. CREA

Compartir.

Leave A Reply